tiempo en Fontanar

17/6/09

GANADORA DEL CONCURSO

¿Quién es Rosa María Alcalá?
¿Cómo es la ganadora del IConcurso de Relato corto "La maleta del tío Paco?
La vamos a conocer a través de estas pinceladas biográficas que ella misma nos relata ¿relata?
Rosa María esto que nos cuentas es también un bonito relato.

Cuando a uno le piden que haga una pequeña biografía se encuentra ante ese gran reto que es hablar de sí mismo. ¿Qué decir?
Rosa María Alcalá, doce de noviembre de 1976.
En cuestiones burocráticas: número de ocho cifras, estado civil, soltera.
Rellenando una ficha médica: ojos marrones, cabello castaño, complexión delgada.
Delante del espejo: la misma de siempre; un gracioso lunar en la mejilla. A ver cómo me organizo estos pelos hoy.
Para los curiosos: de familia humilde y genialmente numerosa, vine al mundo hace treinta y dos años; hija de andaluces y del pueblo catalán que me ha visto crecer, del que he salido siempre que me ha sido posible para echar un vistazo al mundo que me encanta recorrer. Protagonista de una vida común, me dediqué a estudiar hasta que, con una formación media, los pasos me dirigieron al mundo laboral, al puesto en logística que a día de hoy ocupo.
Y para los insaciables......amante de no perder una oportunidad de aprender y del cultivo de algunas rarezas entrecomilladas: con treinta y dos años puedo presumir de haber alcanzado lugares inverosímiles, (como reza el relato en cuestión) abrazado dos veces al Apóstol Santiago, despeinada por vientos de tres mil metros de altura; el orgullo de haber llegado muy lejos, de haberme quedado a las puertas, haber regalado el tiempo que no tendré a desconocidos a quienes no volveré a ver, haber sido incubadora de una niña nivaché, hablar cuatro idiomas, haber querido más que nadie y vivido y sobrevivido alegrías y miseriascon debilidad y coraje por igual.
Enamorada de las escapadas, de mis sobrinos, de los castillos y un templario, de Thelma y Louise, del chocolate, del último libro que he leído, del concierto de Serrat y Sabina, de los sábados de tres y media a ocho, del anillo de malaquita....¡existe un largo etcétera!.
Como dicen que debe ser, planté un árbol y, hasta que llegue el momento de tener un hijo, jugueteo a escribir, si no un libro (Alfonso, Marta, siempre os digo que lo intentaré), sí algún poemilla y un par de relatos por los que estaré eternemente agradecida a las musas que decidieron acompañarme al escribirlos. Uno de ellos, es el que decidí compartir tras encontrar por casualidad las bases de un curioso certamen literario.La idea de participar en "La maleta del Tío Paco" me sedujo por la originalidad del concurso y por lo estimulante que resulta encoontrar inquietudes afines por alimentar el gusanillo literario. ¿Qué mejor para llenar una maleta que con historias? Imposible no sucumbir ante la propuesta.
No fue difícil decidir y dar forma a la historia que quería dejar en esa maleta: compartir una etapa del Camino de Santiago del que sí, también estoy profundamente enamorada. Y así, decidí llevaros de la mano, entre el gusto de acompañaros a descubrir y el gustazo de volver a vivir (como se hace con los buenos recuerdos) aquellos días camino a Santiago.
Gracias a las que vinisteis, a los que vendríais después y a los que me habéis acompañado de una u otra manera.

1 comentario:

  1. Anónimo19/6/09 7:35

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar