tiempo en Fontanar

29/5/11

RESEÑA : JUGANDO CON FUEGO


Título original: Jugando con fuego

Autor: Cristina Caviedes
Editorial:
Círculo Rojo

Género: novela

Año: 2011

Nº páginas: 246

Jugando con fuego es una novela que se lee con facilidad desde la primera página. Engancha al lector a lo largo de sus veinte capítulos fechados cada uno por el año en que se desarrolla la acción. Saltos en el tiempo muy bien enlazados y que no confunden en ningún momento.

Los personajes…¿Reales o ficticios? Están bien definidos, son actuales y creíbles y el lenguaje de la novela es claro, con un estilo directo y desprovisto de retórica que entorpezca la lectura.

La autora muestra gran facilidad para plasmar las situaciones de los personajes a través de las palabras, utilizando la jerga propia del ambiente en que se mueven y situando al lector en escena como si de una película se tratase. Retrata muy bien el mundo de las drogas desde una perspectiva muy cercana, utilizando para ello a personajes que elijen un camino equivocado, a veces marcados por los problemas familiares, el desencanto o la curiosidad por probar lo prohibido. Y dentro de ese marco de incertidumbre y desarraigo están presentes el amor y la amistad.

Me parece una novela casi coral, pues a pesar de que la historia se centra más en Claudia y David , el resto de los personajes: Iván, Marco, Laura, Raúl, Jorge… Están bien descritos y sus vidas suceden paralelas. Algunos alcanzarán sus sueños y otros los perderán…..

Jugando con fuego es un título que identifica bastante bien el contenido de la novela y os recomiendo su lectura porque tiene todos los ingredientes necesarios para hacernos pasar un buen rato

1 comentario:

  1. Anónimo30/5/11 1:19

    Yo no sé cuantas veces más podré darte las gracias sin parecer una aunténtica plasta!!! jejeje... pero es que no puedo evitarlo. Ya te lo he dicho mil veces, que tu eres LA GRAN CULPABLE de este y todos los libros que vengan detrás (porque lo difícil era decidirse a empezar). Pero el empujón, por lo que veo, no sólo me lo has dado a mi... ¿Te imaginas, Rosa, cuántas sorpresas más guarda esa maleta?

    ResponderEliminar